Salud Curativa

Cuando acudimos al médico por necesidad, ponemos en sus manos lo más valioso que tenemos: nuestra salud. En España contamos con grandes equipos médicos y uno de los mejores sistemas de salud pública, además de una excelente red de hospitales privados.

Pero, lamentablemente, también aquí se producen negligencias médicas y abusos de confianza con unos pacientes que necesitan soluciones efectivas y, a menudo, rápidas. La falta de personal, las largas listas de espera en algunas especialidades y la saturación de los servicios de urgencia en algunos hospitales propician que, a veces, el paciente sufra daños irreparables que no son fruto de la enfermedad si no de negligencias médicas.