Y dentro de tanto barullo dental nos encontramos con personas que sin tener el título de odontólogo o de médico estomatólogo están ejerciendo como tales. Estos falsos dentistas no ofrecen garantías a la hora de realizar tratamientos y el juzgado determina sentencias de cárcel para estos intrusos.

Fuente: http://www.abc.es/